Dom09052021

Last update02:14:38 PM

Torrelavega

Las familias de los residentes del CAD se sienten “despreciados” y critican la falta de “transparencia” del traslado al Asilo

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 
CadSierrallana01

Las familias de los residentes en el Centro de Atención a la Dependencia (CAD) se sienten "desplazados" y "un poco despreciados" en el anunciado traslado de 24 de los internos a la Fundación Asilo de Torrelavega mientras se realizan en el edificio de Sierrallana labores de desinsectación y obras de reforma.

 

Critican además que en ningún momento se han tenido en cuenta las necesidades "emocionales" de los residentes y los problemas que a este nivel puede causar el traslado, a unas personas que, como recalcan, son dependientes psíquicos severos y que "tendrán que adaptase a un nuevo centro, a nuevas personas".

Desde la asociación de familiares del CAD, denuncian especialmente que en todo este asunto "no ha habido trasparencia" y que nadie les garantiza por escrito por cuanto tiempo será el traslado, máxime cuando no han visto el proyecto de remodelación, saben que el centro tiene agotada la edificabilidad y tampoco hay presupuesto para la obra.

En una entrevista en SER Torrelavega,la presidenta de la asociación de familiares Marga Monteolivo, y María José Delgado, han explicado hoy que desde la dirección del CAD les presentaron "un papel en blanco, sin membrete del ICASS, sin firmas y sin fechas, todo muy ambiguo", para que autorizasen el traslado temporal de su familiar. Les pedían que firmasen una especie de "cheque en blanco", han dicho.

Del mismo modo, se sintieron utilizadas, cuando se les llevó a ver las instalaciones de la Fundación Asilo donde se quiere trasladar a los residentes del CAD, en principio por dos años. "La intención era que si otras familias nos preguntaban dijéramos lo maravilloso que nos había parecido aquel centro", lo que para la presidenta de la asociación era "un paripé que no estábamos de acuerdo en secundar".

A su juicio, y según han manifestado en la entrevista concedida a la SER, se ha "manipulado" a algunas familias, aprovechando que "hay mucha gente mayor y se fían", que han firmado las autorizaciones de traslado en base a lo que les han "asegurado solo de palabra".

Del mismo modo, cuestionan qué criterios se han seguido para decidir qué 24 residentes serán traslados. "Lo único que nos han dicho es que se ha elegido a los que presentaban comportamientos no disrruptivos", pero la realidad, subrayan, es que los seleccionados "con personas absolutamente diferentes y con comportamientos absolutamente diferentes, unos tiene alteraciones psiquiátricas, otros sensoriales...".

Monteolivo y Delgado que asumieron recientemente las riendas de la asociación, poco participada según dicen por la imposibilidad de ponerse en contacto con otras familias, esperan que más tutores de los residentes se pongan en contacto con ellas para, entre todos, reclamar "más información y certezas".

Insisten en que no entran en, si como denuncian los trabajadores del CAD, se trata o no de una privatización encubierta. "Solo nos mueve el bienestar de nuestros internos", afirman, al tiempo que insisten en la importancia de los factores emocionales para estas personas con dependencia severa, que las familias sí tienen en cuenta.