Vie21062019

Last update10:25:08 AM

Torrelavega

Altercado e intervención policial en una frutería cercana a Cuatro Caminos

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
SucesoFruteriaChinaCuatroCaminos

Un altercado en una frutería de la calle José Posada Herrera, cerca de Cuatro Caminos, ha acabado hoy con un hombre con una herida en la mandíbula, la mujer que junto a su marido regenta el establecimiento y una llamativa presencia policial. El incidente tenía lugar pasadas las 12 del mediodía y aunque no ha revestido gravedad sí ha suscitado gran expectación entre las numerosas personas que a esas horas transitan por la céntrica calle de Torrelavega.

 

La pelea entre un ciudadano de Bilbao y nacionalidad rumana y el regente del establecimiento, de nacionalidad china, ha terminado con el primero evacuado en ambulancia, aunque solo presentaba una herida en la mandíbula que ha requerido unos puntos de sutura, y la esposa del segundo con algunas contusiones producidas en el forcejeo, ha confirmado a HoyTorrelavega el concejal de Seguridad, Pedro Pérez Noriega.

Testigos presenciales explicaban que el altercado se ha producido cuando un hombre ha tirado un tarro en el interior del establecimiento, y al requerirle que pagase los daños causados ha perdido el control y ha comenzado a arrojar al suelo otros productos de las estanterías. Al intentar pararle los responsables de la frutería es cuando el hombre ha sufrido la herida en la mandíbula y la mujer algunas contusiones.

Se da la circunstancia de que esta misma frutería, situada en la esquina de José Posada Herrera y Lasaga Larreta, ya fue escenario hace cuatro años de otro suceso, en aquella ocasión mucho más dramático. En noviembre de 2013, el entonces propietario de la frutería apuñaló a un niño de 13 años que resultó herido de gravedad.

El suceso se produjo cuando un grupo de chavales, a última hora de la tarde de un sábado, entró al comercio montando bulla. Según declararon en aquel momento los niños, su comportamiento no fue más allá de montar jaleo y hacer ruido. Mientras, fuentes cercanas al propietario del establecimiento apuntaron que el hombre aseguró que no era la primera vez que los chavales entraban a la tienda a molestarle y hacer gamberradas. Lo que corroboró la policía es que, en un momento dado, los chavales salieron corriendo y el hombre tras ellos con un cuchillo en la mano, que terminó clavado en el tórax del niño que se quedó rezagado.

La rápida actuación de uno de los amigos, taponando la herida, evitó un posible final trágico, y tras unos días en estado grave el niño se recuperó. El agresor se entregaba a la policía y era detenido  al momento sin oponer resistencia en el mismo lugar del apuñalamiento.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar