Lun24022020

Last update09:44:52 PM

Torrelavega

ENTREVISTA. “Los cheques guardería de 100 euros irán en el Presupuesto del 1 de enero de 2020”

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 
EstradaEntrevista100Dias

Se acaban de cumplir los primeros cien días de legislatura. Cien días desde que Javier López Estrada, ajustado ganador de las elecciones municipales y primer candidato del PRC en ser el más votado, llegó a la Alcaldía, reeditando el pacto con los socialistas aunque con roles invertidos. Con un perfil muy diferente a su antecesor y sin embargo socio, parece querer imprimir al Gobierno municipal PRC-PSOE aires nuevos que, de momento, igual por eso de los 100 días, no son muy perceptibles. Sí habla de conceptos novedosos, como dinamización poblacional o 'torrelaveganizaciones', pero arrastra temas viejos, como soterramientos, 'olas' y suelos industriales... HoyTorrelavega hace balance de todo ello con López Estrada.

HoyTorrelavega –Cumplidos 100 días de legislatura. ¿Se ha hecho largo o corto?

Javier López Estrada -Corto. Cuando estás trabajando y el ritmo es tan alto se te hace corto; ha sido muy intenso, parece que fue ayer cuando tomamos posesión.

En algún momento ha pensado ¿dónde me he metido?

No, pero me he metido en un sitio en el que no sabía que me iba a meter. El trabajo del día a día es prácticamente el mismo que venía realizando durante la pasada legislatura, pero las responsabilidades de representación e institucionales son mucho más altas y conllevan más tiempo. Hay un alto número de actos que, sin duda alguna, no son los que me llevaron optar a la Alcaldía.

¿Qué ha cambiado?

Ser el máximo responsable tiene su ventaja y desventaja, que es la misma. Eres el responsable de todo; para lo malo, pero también para tomar las decisiones y dirigir el rumbo por donde entiendes que se ha de ir.

¿Qué ha hecho estos 100 días?

Lo primero organizar el equipo Gobierno, que no ha sido difícil, porque veníamos trabajando juntos hace más de cuatro años. Organizar el propio Ayuntamiento, las comisiones informativas, sesiones plenarias, las propias concejalías.... Introducir los nuevos criterios que entendíamos imprescindibles, como fue la creación de la Concejalía de Dinamización Poblacional y Nuevas Tecnologías y Estrategia, o dar una fuerza específica a la Concejalía de Turismo, que hasta esta legislatura no tenía ningún peso dentro las áreas de gobierno.

Después nos hemos puesto a trabajar en los proyectos transformadores e importantes con los que nos comprometimos con los torrelaveguenses en las pasadas elecciones, y cuya ejecución, incluso su comienzo, nos van a llevar toda la legislatura.

¿Es el equipo de Gobierno que quería?

Bueno, en cuanto a personas, son las que han escogido los torrelaveguenses, por tanto son las que tengo que tener. En cuanto a distribución de competencias, hicimos un pacto, una negociación dura de la que yo terminé muy satisfecho. Y en cuanto a la organización que ha dependido de nosotros, está organizado tal y como hemos querido, sí.

¿Cómo es la relación con su socio? ¿Se han adaptado a esta nueva convivencia con roles invertidos?

Creo que tanto José Manuel (Cruz Viadero) como yo, que hemos sido los que más hemos cambiado esa posición, como la gente nueva que ha entrado en el equipo de Gobierno, hemos sabido adaptarnos perfectamente a la nueva situación, y el engranaje está perfectamente engrasado y trabajando al cien por cien desde el primer día de legislatura.

¿Tiene capacidad de decisión en las áreas que gestionan sus socios del PSOE? ¿O son compartimentos estancos?

Hay muchas formas de trabajar y en cada administración y gobierno habrá una diferente. En el nuestro, tanto los concejales regionalistas como los del grupo municipal contrario tienen sus áreas específicas, en las que son prácticamente autónomos. Pero también hay ciertas partes de sus áreas que trascienden su propia concejalía y que se convierten en decisiones o proyectos trasversales, que tienen que ser consensuados, acordados y trabajados tanto con otros concejales como, lógicamente, por el alcalde.

¿Y la oposición? ¿Es más fácil lidiar con los viejos conocidos o con los recién llegados?

Estamos en septiembre, acaba de pasar el verano, primer año de legislatura, primer año para muchos en su vida política... Es muy pronto; sería prematuro por mi parte adentrarme a hacer comparaciones entre ellos. Si quieres eso lo hablamos dentro de 12 o 15 meses (risas). Pero la relación con todos a nivel personal es buena y a nivel institucional es cordial, y espero que seamos todos capaces de que siga así, porque será lo mejor para la ciudad.

Pero cumplidos los 100 días de cortesía, ¿está preparado para que empiecen a atizarle?

Tendremos que estarlo. Hemos venido a trabajar, no a ser criticados ni atacados por la oposición, porque entendemos que la oposición tiene que hacer otras tareas; pero si ellos entienden que su función dentro del Ayuntamiento es esa, serán ellos los que sean juzgados por los torrelavegueses dentro de cuatro años. Creo que todos somos conscientes de que lo que han votado en 2019 no ha sido eso; han votado a proyectos, han votado trabajo, responsabilidad... Y si me permite la oposición una recomendación, creo que sería mejor para ellos, al menos más rentable electoralmente, ir por ese camino.

¿Cómo es la relación con el Gobierno de Cantabria?

Es buenísima, como no puede ser de otra manera, y espero que los frutos se vayan viendo en los próximos meses. Estamos trabajando con ellos mano a mano con muchos de los proyectos transformadores a los hacía referencia con anterioridad. Estamos trabajando incluso en el soterramiento, que hay otra administración implicada, que es el Ministerio de Fomento.

El soterramiento, un proyecto histórico y a usted le toca anunciar la primera en la frente

Supongo que te refieres a la redistribución de las aportaciones de cada administración. Yo no lo veo como una piedra en el camino, sí como una consecuencia de un buen acto hecho por el Gobierno de Cantabria en la legislatura pasada.

Me explico. Cuando firmamos estábamos con los primeros borradores del convenio de soterramiento, y el convenio con Adif planteaba que cada administración fuésemos dando una aportación a cuenta en los años 2018, 2019, 2020 y 2021. Esa aportación a cuenta se transformó, por petición de José María Mazón en una aportación por obra ejecutada, con lo cual el Ayuntamiento y el Gobierno de Cantabria no tendrían que aportar nada al Ministerio de Fomento hasta que no empezase con las obras. Lo contrario podría haber conllevado una pérdida de dinero para el Ayuntamiento, en gasto de intereses financieros por los préstamos que tuviésemos que pedir.

Pero no quiere decir que se haya retrasado el inicio de las obras, sino que, simplemente, se ha retrasado el desembolso por parte de las administraciones. Esa redistribución de los gastos se llevó a la última anualidad, al 2021, y por tanto, ese año tendremos que pagar más.

¿Cuáles son los plazos que necesitamos ahora? Necesitamos que el estudio informativo se presente a exposición pública ya, en las próximas semanas, y es para lo que estamos trabajando en estos momentos. La exposición pública de ese estudio informativo será el pistoletazo de salida para poder obtener la evaluación ambiental favorable, y por tanto poder comenzar la licitación de los trabajos de ejecución, del soterramiento y la estación. Espero que el estudio esté en exposición pública, sino en septiembre, antes de que acabe noviembre, con toda seguridad.

¿Entiende que para los ciudadanos todo eso suene a retraso, a otra excusa?

Si yo fuese uno de los 51.000 torrelaveguenses que no han tenido acceso a los documentos del convenio, que no los ha podido leer, que no los ha podido analizar de manera directa..., pues seguiría pensando lo que piensa el resto, que es una obra imposible, que los políticos seguimos engañándoles y que no se realizará nunca. Lo entiendo, lo entiendo perfectamente. Pero también entiendo que el punto de inflexión de esas opiniones, perfectamente razonables, va a ser cuando comiencen las obras de manera fehaciente, cuando estén las máquinas trabajando, y para eso estamos trabajando nosotros.

La comarcalización del transporte urbano. Se han dado pasos, pero no parecen muy firmes. ¿Veremos algo esta legislatura?

Todos los pasos son pasos; incluso un paso hacia atrás hay veces que viene bien (risas). Hemos estado trabajando los últimos meses en una línea. No sabemos si será la más acertada, tal vez sea demasiado ambiciosa para que sea la más viable, la más rápida de ejecutar. En estos momentos estamos viendo si hay una solución que sea más rápida, más viable, para poderla ejecutar durante los próximos meses. Tenemos contacto directo con los ayuntamientos que estamos inmersos en este trabajo y con la Dirección General de Transportes, y espero que para finales de año podamos tener ya la hoja de ruta marcada para que esto pueda ser una realidad esta legislatura.

Usted es un firme impulsor de lo que se puede llamar comarcalización o colaboración de los municipios de la comarca del Besaya. ¿Unirse es el futuro?

Soy uno de los que he trabajado para que eso sea así, de los que creen en ese proyecto. Pero también lo creen el resto de alcaldes de la comarca, los de esta legislatura y los de la anterior, cuando conseguimos reunirnos y firmar un protocolo de intenciones que ha sido el punto de partida de todas estas actuaciones.

Sin duda alguna Torrelavega es Torrelavega gracias a la comarca del Besaya, y los municipios de la comarca del Besaya son lo que son gracias a Torrelavega. Podríamos poner mil ejemplos que corroboran estas afirmaciones. Lo que tenemos que hacer es potenciar esa situación de comarcalidad, la legislación autonómica nos brinda las herramientas para ello y todavía no lo hemos explotado. Ni nosotros ni el resto de municipios cántabros, que seguro que si nosotros cubrimos con éxito este proyecto seguirán nuestra senda.

Suelo industrial. Las Excavadas, los terrenos de Sniace, el parque logístico de La Hilera....

Yo creo que los tres proyectos tienen diferencias de matices que les hacen únicos e importantes para según qué criterios.

El de Sniace es un proyecto totalmente transformador de una zona que tenemos en situación estética y funcional pésima, y que además ayudaría al proyecto industrial de una de las factorías más importantes de la ciudad y la comarca, con lo cual su importancia es indudable.

Las Excavadas también es importante. En este momento no tenemos suficiente suelo industrial, necesitamos esa posibilidad, tanto los industriales de la comarca ya establecidos, como los que quieren establecerse, como a los nuevos que surjan los próximos años. Esa es una necesidad que nadie puede discutir con números.

En cuanto a La Hilera, nos posiciona dentro de una estrategia importante del Gobierno de Cantabria que sería el corredor industrial Santander-Torrelavega, con el Polígono de La Pasiega y el parque logístico de La Hilera, perfectamente cohesionado con el ferrocarril, la A-67 y la A-8. Y con esa posible estación de mercancías peligrosas tan necesaria para nuestra industria química pero también para la del resto de la Comunidad Autónoma.

Pero el Gobierno de Cantabria habla mucho de La Pasiega y poco de La Hilera y Sniace

Tanto Sniace como La Hilera son compromisos del Gobierno, sin duda alguna. Cierto que La Pasiega tiene su trascendencia específica porque de él depende el futuro del Puerto de Santander, que representa más del 5% del Producto Interior Bruto de Cantabria, y es de entender que el Gobierno, en ciertas afirmaciones, hable únicamente de La Pasiega y quede en segundo plano La Hilera. Pero en ningún caso son dos proyectos que se enfrenten, todo lo contrario, tienen que ir de la mano, y así lo entienden tanto el consejero como el presidente Revilla.

Los planes de ayudas a la reindustrialización fueron tema recurrente la pasada legislatura. ¿Se va a insistir, se han olvidado?

Estamos trabajando ya en el Programa REINDUS, en ver cuáles de esas ayudas pueden llegar a los empresarios torrelaveguenses. Pero nos encontramos con muchas dificultades. La primera de ellas, que no tenemos Gobierno central ni se le espera hasta diciembre o enero de 2020, en el mejor de los casos.

Por otro lado, los torrelaveguenses y también la Corporación tenemos que empezar a ser conscientes de que Torrelavega en este momento tiene un 11,8% de desempleo, 2,2 puntos por debajo de la media nacional. Y ello nos dificulta, por no decir que nos incapacita, para poder exigir esas ayudas que son circunstanciales para zonas especialmente degradadas, porque en estos momentos los números no dicen que Torrelavega lo sea.

Sin embargo la industria ha sido y sigue siendo muy importante para el empleo en Torrelavega

Yo no he dicho que no haya que ayudar a la industria. Lo que sí digo es que es difícil, dentro de las órdenes del Programa REINDUS y del resto de las que saca el Ministerio, como eran antes las Zonas de Urgente Reindustrialización, justificar que Torrelavega en este momento cumple los ratios para ser una ciudad o una comarca que tenga que tener una discriminación positiva sobre otras, porque en estos momentos, aunque de manera personal los torrelaveguenses interioricemos la situación económica como algo mucho más negativo, los números son que estamos 2,2 puntos por debajo de la media de paro nacional.

Dinamización poblacional, 'torrelaveganizate'. Novedades de esta legislatura. ¿Tienen claro que la mayoría de ciudadanos tenemos poca idea de en qué consiste?

Lo que quiere decir es que tenemos un reto importante, que es no bajar de los 50.000 habitantes. Una apuesta de este equipo de Gobierno sin duda alguna arriesgada si no estuviésemos seguros de nuestras posibilidades, y que ya ha empezado a dar sus frutos. Espero poder dar en las próximas semanas datos que van a clarificar mi afirmación.

Avance por lo menos medidas a corto plazo

Ahora Torrelavega tiene un crecimiento vegetativo negativo, fallecen al año unas 600 personas y nacen 300 niños. Por un lado, podemos y debemos implantar medidas que fomenten la natalidad y la conciliación de la vida familiar y laboral. Eso pasa por los cheques guardería de 100 euros en los que ya estamos trabajando, por intentar mejorar también las condiciones de trabajo de los torrelaveguenses.

Además tenemos que atraer nuevos vecinos y eso pasa, lógicamente, por la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana, que en estos momentos ya estamos contestando a las alegaciones presentadas por vecinos y entidades interesadas, y por la generación de nueva vivienda, tanto de promoción pública como de iniciativa privada, y tanto en régimen de venta como en régimen de alquiler, sobre todo para la iniciativa pública.

También hay otras herramientas que estamos diseñando para conseguir que todos los residentes de la ciudad de Torrelavega estén verdaderamente empadronados. Pasa en todas las ciudades que hay una dispersión entre el número de habitantes y el de empadronados, y nosotros necesitamos sacar a la luz esos empadronamientos y que nos ayuden a no bajar de esa barrera de los 50.000 habitantes.

¿En estos 100 días qué se ha concretado de todo eso?

Estamos dando pasos importantes en el desarrollo del Plan Parcial El Valle; que puede suponer más de 600 viviendas entre iniciativa pública y privada.

Estamos diseñando la tarjeta ciudadana que nos va a servir para fidelizar al torrelaveguense con su ayuntamiento y beneficiar a los empadronados en la ciudad, con descuentos, promociones o servicios que no puedan tener los vecinos no empadronados. Eso nos ayudará fomentar los empadronamientos de quienes residen en nuestra ciudad sin empadronarse.

También estamos trabajando ya en las bases para el bono guardería para apoyar a la conciliación. El Presupuesto de 2020 tiene que ser clave. Recientemente hemos aprobado el de 2019, pero ya estaba redactado, ultimado antes de las elecciones gracias al trabajo de Pedro Pérez Noriega. Los proyectos electorales de PRC y PSOE se verán reflejados con mucha más fortaleza en el presupuesto de 1 de enero de 2020, donde ya irán esos cheques guardería.

¿Será usted el alcalde que implante la OLA en Torrelavega?

Seré, con toda seguridad, el alcalde que implante un estacionamiento regulado en superficie.

Oyendo eso todo el mundo piensa: pagar por aparcar

Todo lo que trabajemos tiene que seguir una línea transversal. Vuelvo a la pregunta anterior, a las medidas que ayuden a fijar población. Una de ellas puede ser el establecimiento de un sistema de estacionamiento regulado en superficie, que podrían no tener que pagar los residentes, los poseedores de esa tarjeta ciudadana. Y aun así podríamos llegar a cumplir el objetivo que necesitamos de aumentar el número de vehículos que pueden llegar a aparcar en un día en una plaza, es decir, aumentar la rotación.

¿Para cuándo?

En este momento estamos con la aprobación inicial del Plan de Movilidad Urbana Sostenible. El documento fue redactado por una asistencia técnica pero con el criterio de un concejal diferente al actual, que está repasando ese modelo. A partir de ahí, cuando tenga su modelo preparado y lo proponga al equipo de Gobierno lo llevaremos a los órganos del Ayuntamiento correspondientes. De ese Plan de Movilidad tendremos que sacar el proyecto de la OLA o del estacionamiento regulado en superficie, y a partir de entonces podremos empezar a programar si será a través de una licitación de la gestión, medios propios, o si la carga de personal se puede hacer con algunas de las sociedades del Ayuntamiento.

Vamos finalizando. El 15 de junio se cumplirá el primer año de legislatura y de su llegada a la Alcaldía. ¿Qué proyecto importante cree, razonablemente, que estará ejecutado para esa fecha? ¿Y cuál le gustaría pero, razonablemente, cree que no será posible?

Hecho la pasarela sobre el río Saja-Besaya. Si los proyectos importantes se pueden 'fasear', tener la declaración de impacto ambiental favorable para el soterramiento de las vías del tren a su paso por Torrelavega. Los plazos administrativos, y los físicos, hacen imposible que en un año podamos realizar una obra como el soterramiento.

-Última pregunta. ¿Su balance de los primeros 100 días de legislatura?

Bueno (risas).

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar