Vie23022024

Last update08:26:08 PM

Torrelavega

El yacimiento arqueológico de Jarramaya es uno de los pocos vestigios de la época visigoda que existen en Cantabria

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Jarramaya01

El yacimiento arqueológico de la cumbre de Jarramaya, en la Sierra del Dobra, es uno de los pocos vestigios visigodos que existen en Cantabria, y para el que los arqueólogos que han estudiado estos restos bélicos sugieren la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), en base a que sus cualidades específicas, definen por sí mismas, "un aspecto destacado de la cultura" de la región.

 

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha afirmado que Jarramaya se suma a la gran riqueza arqueológica que tiene Cantabria tanto bajo suelo como en superficie y que la convierte en "primera potencia mundial" en este tipo de patrimonio.

Así lo ha dicho Revilla en el acto de presentación del estudio de investigación realizado en el enclave del Dobra por los arqueólogos Javier Marcos y Lino Mantecón a petición de los Ayuntamientos de Torrelavega y San Felices de Buelna. El acto ha tenido lugar en el Consistorio torrelaveguense, con el alcalde anfitrión, José Manuel Cruz Viadero, y los regidores de San Felices, José Antonio González Linares, y de Puente Viesgo, Rafael Lombilla.

Los arqueólogos que han estudiado el yacimiento, Javier Marcos Martínez y Lino Mantecón Callejo, consideran "muy relevantes" los resultados obtenidos de cara al enriquecimiento del patrimonio cultural y arqueológico de la Comunidad Autónoma.

Se trata de un yacimiento "muy valioso" al tratarse de restos de un campamento bélico de la época visigoda (siglos VI y VI), de la que apenas existen vestigios en Cantabria, ha dicho Revilla. Según ha apuntado, las sociedades tienen cada vez mayor interés en conocer sus orígenes y ha trasladado el apoyo del Gobierno de Cantabria a toda iniciativa científica orientada a este fin.

Además, ha recordado que el futuro Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), que se levantará en Gamazo, será un "atractivo importante" para la región, un proyecto que tendrá ya sus primeras partidas consignadas en los Presupuestos de 2018 y que permitirá agrupar todo el material que actualmente se encuentra "disperso" en diferentes sedes.

Por su parte, José Manuel Cruz Viadero y José Antonio González Linares han puesto en valor la trascendencia del yacimiento y confían en que suponga un revulsivo de interés turístico y cultural que dé valor y protección a la Sierra del Dobra.

Al término de la presentación, las autoridades se han trasladado hasta el lugar para comprobar in situ los hallazgos realizados y escuchar las explicaciones sobre el terreno de los autores del estudio.

Por una parte, se han registrado evidencias materiales de la Guerra Civil Española, aunque el interés patrimonial se encuentra en los vestigios de la fortificación. La labor científica ha logrado identificar restos de un pequeño campamento bélico que guarda semejanzas formales con los utilizados por los romanos en las Guerras Cántabras (29 a 19 a.C), de los que se conoce un número elevado en la comarca del Pas-Besaya.