Dom21042024

Last update12:01:03 PM

El Museo Altamira se suma al proyecto Museo Joven ‘atrapando’ a los visitantes de 16 a 24 años

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
AltamiraMuseoJovenAtrapados

Imaginación, destreza, un poco de habilidad y muchas sorpresas y sentido del humor serán los principales ingredientes con los que el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira celebrará el próximo sábado, 30 de junio, la jornada especialmente dirigida a sus visitantes más jóvenes, a través de la actividad 'Atrapados en los Tiempos de Altamira'.

 

Altamira se suma al proyecto #museojoven del Ministerio de Cultura y Deporte y del INJUVE con un juego en el que, a través de una visita tematizada y 'gamificada', se invita a los visitantes a conocer su exposición permanente 'Los Tiempos de Altamira', así como algunas de las piezas más significativas de su colección, porque el museo también es un espacio para el ocio, disfrute y aprendizaje de los jóvenes.

Enigmas que resolver, códigos que descifrar, retos de lógica, de reflexión y de intuición, candados, llaves, puertas que abren a un mundo de sorpresas en el que los participantes se verán "atrapados" con la complicidad de los propios trabajadores del Museo. De esta manera, los visitantes podrán descubrir algunas de las facetas que conforman el ámbito profesional de un museo: seguridad, vigilantes de sala, educadores, restauradores o técnicos, así como los trabajos desarrollados en las instituciones museísticas: museografía, préstamo y depósito de piezas, exposición o restauración.

La actividad se desarrollará en sesiones a las 10.00, 11.30, 13.00, 17.30 y 19.00 horas, de sesenta minutos de duración, en grupos de 2 a 5 personas. Para participar es necesaria inscripción previa en http://www.mecd.gob.es/mnaltamira/que-hacer/museojoven.html

Con "Atrapados en los Tiempos de Altamira" el Museo de Altamira se ha marcado una serie de objetivos para involucrar a los jóvenes, entre 16 y 24 años, en la propia vida interna del Museo para que se sientan partícipes de él y se conviertan así en un público proactivo y participativo. Para ello, la institución se ha marcado unas líneas básicas que pasan por: involucrar a los asistentes, activar el sentimiento de grupo al tener un propósito común y generar experiencias de calidad, creando un ambiente de confianza colaboración y comunicación.