Mar07072020

Last update11:43:57 PM

Cantabria

El Gobierno de Cantabria realiza test de anticuerpos del COVID-19 a sus bomberos y voluntarios de protección civil

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
PaulaFernandezEntregaMaterial

El Gobierno de Cantabria está realizando test de anticuerpos del COVID-19 a los bomberos del Servicio de Emergencias 112 , voluntarios de protección civil y bomberos voluntarios de Santander, personal que ha estado en primera línea del Sistema nacional de protección civil creado al efecto para luchar contra la pandemia.

 

El objetivo de esta medida es conocer el estado de inmunidad de la plantilla y controlar posibles casos positivos asintomáticos, tras la realización de más de 8.000 intervenciones en el marco de la lucha contra el virus.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández Viaña, que ha entregado hoy material a la Agrupación de Protección Civil de Corvera de Toranzo, ha señalado que es importante "garantizar la seguridad" de los servicios autonómicos de emergencias que por sus especiales características han estado en espacios de riesgo de contagio.

En ese sentido, ha recordado las intervenciones que han realizado en apoyo al sistema autonómico de asistencia sanitaria y de servicios sociales, consistentes en "múltiples" tareas diarias -atención de colectivos vulnerables, limpieza de espacios y apoyo logístico-.

Por eso, "es preciso tomar todas las precauciones por su situación de vulnerabilidad frente a la infección de la pandemia", ha dicho la consejera, que ha destacado que los voluntarios y el Servicio de Emergencias 112 han demostrado ser "uno de los pilares fundamentales en esta crisis".

La consejera de Interior ha anunciado que su departamento procederá además a renovar los uniformes y vestuario utilizados por los voluntarios de protección civil que han intervenido en la emergencia sanitaria y que se han visto dañados como consecuencia de las labores de desinfección realizadas. La inversión autonómica alcanzará los 60.000 euros

"Queremos que los miembros de protección civil cuenten con las mejores condiciones para prestar su servicio y devolver así una pequeña parte de su esfuerzo y entrega desde el comienzo de la crisis sanitaria", ha subrayado Fernández Viaña, que ha mostrado su orgullo por el trabajo que han realizado.

La prueba de Covid-19, proporcionada por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, se está llevando a cabo bajo supervisión médica. Es la conocida como test rápido, que detecta la presencia en sangre, plasma o suero de anticuerpos IgM e IgG. Los primeros indican una exposición reciente al coronavirus compatible con una etapa aguda de la enfermedad, mientras que los segundos reflejan una fase tardía de la infección o etapa de recuperación. En el caso de que alguno de los resultados obtenidos fuera positivo, posteriormente, se realizará una prueba PCR para confirmar o descartar que la enfermedad se encuentra en fase activa.

Los análisis ya han comenzado entre los voluntarios de protección civil y bomberos voluntarios de Santander y finalizarán esta semana, alcanzando unas 250 pruebas para este colectivo. A continuación, se proseguirá con los integrantes del Servicio de Emergencias 112.

Los bomberos autonómicos del Servicio de Emergencias 112 han realizado 72 intervenciones para la desinfección interior y exterior de residencias de mayores, durante el último mes, tras la retirada de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de Cantabria a finales de abril. Se ha prestado una especial atención a aquellos centros en los que se han registrado positivos por COVID-19.

Además, en las siete sedes con las que cuenta el 112 (el Centro de Gestión de Emergencias y seis parques de bomberos) se han realizado 127 desinfecciones de ambulancias del 061. El Servicio de Emergencias del Gobierno de Cantabria ha puesto a disposición de Sanidad sus instalaciones y cañones de ozono para contribuir a optimizar el tiempo de operatividad de los vehículos sanitarios.

Los bomberos del 112 han realizado también durante la crisis sanitaria desatada por la propagación del coronavirus, asistencias técnicas al personal sanitario para facilitar el trabajo de atención a pacientes en domicilios.

Por su parte, los voluntarios de protección civil y el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santander han realizado 8.000 intervenciones, dentro del plan para la atención especial de las consecuencias de la pandemia del COVID-19, puesto en marcha al inicio de la crisis sanitaria por el Gobierno de Cantabria con la coordinación del Sistema de Protección Civil.

Cerca de 250 voluntarios han sido los encargados de repartir diariamente los menús escolares en los domicilios, así como las compras de alimentos y medicamentos de las personas mayores o con movilidad reducida. También hacen llegar a distintas organizaciones e instituciones el material de protección sanitario donado o adquirido por el Ejecutivo y son los encargados de la desinfección de las áreas con más afluencia de público en los distintos municipios: tiendas de alimentación, farmacias, centros de salud, etc.

A este operativo de voluntariado también se han sumado los bomberos voluntarios de Santander, que han colaborado en el reparto del líquido desinfectante que utilizan las agrupaciones o el personal de los ayuntamientos de toda Cantabria.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar