Jue18072019

Last update05:49:44 PM

Torrelavega

ACPT acusa al concejal de Urbanismo de ser cómplice del desmantelamiento de patrimonio en la ciudad

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
EdificioEstrada

ACPT ha exigido hoy al concejal de Urbanismo, José Otto Oyarbide, que "de una vez por todas se tome en serio" el patrimonio arquitectónico de Torrelavega y comience a dar pasos para su conservación. La formación ha denunciado el permiso de obra concedido a los propietarios del número 21 de la calle José María Pereda, un edificio catalogado, para sustituir la cubierta, que era de teja árabe, por unas chapas metálicas rojas.

El conocido como 'Edificio de Estrada', está Catalogado con un Nivel de Protección Ambiental Grado 1, lo que significa que ha de conservarse de forma global, debiendo mantener sus características arquitectónicas, constructivas, volúmenes, formas y elementos decorativos. "Esto incluye la cubierta del mismo, que ha de conservarse, reparar o cambiar manteniendo la estética original", subraya ACPT.

En la última comisión de Urbanismo Asamblea Ciudadana mostró su disconformidad con la licencia concedida para la sustitución de la cubierta por chapas metálicas "con la excusa de que esta autorización es provisional" y solo por cuatro años. "Desde la ACPT mucho nos tememos que esa autorización provisional se convierta en algo permanente y lo que sí es una realidad a día de hoy es que ese edificio ha perdido valor patrimonial por lo menos durante los próximos cuatro años", afirman.

En este sentido, consideran que el patrimonio arquitectónico de Torrelavega "es bastante escaso y no porque jamás haya existido", solo hay que ver fotos de la ciudad "a principios del siglo XX", sino "porque desde el Ayuntamiento nunca se ha tomado en serio su conservación, ni exigido a sus propietarios el mantenimiento de los mismos".

Como ejemplo de su denuncia, apuntan al estado en que se encuentra la Estación del Norte, de Renfe, en Sierrapando, un edificio también catalogado con un grado de protección 1, construida en el año 1848, propiedad del Estado y actualmente en situación de ruina.

"Hasta que la ACPT no comenzó a pedir que se exigiese a Renfe la reparación de la estación (y si no estaban dispuestos a ello se aplicase La Ley del Suelo siendo nuestro Ayuntamiento quien realizase la reparación de la misma de forma subsidiaria), nadie en este Ayuntamiento se había preocupado por la conservación de la misma; hasta el punto que por parte de Renfe se llegó a pedir autorización para derruirla", explica la formación.

ACPT señala que desde el inicio de su andadura política han estado comprometidos en salvaguardar el patrimonio arquitectónico y natural "como hemos demostrado en numerosas ocasiones: Monte Dobra, BIC de Viérnoles, etc.". Por eso, advierten a Oyarbide que no permitirán "que se continúen realizando las aberraciones arquitectónicas que se han venido produciendo" y denunciarán "todas y cada una de estas irregularidades de las que seamos conocedores" .

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar