Vie23072021

Last update10:08:01 AM

Economía

Bridgestone acepta el retorno a Puente San Miguel de 12 trabajadores desplazados a Burgos en 2010

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
BridgestoneExt04


La empresa Bridgestone ha aceptado el retorno a la planta de Puente San Miguel de 12 trabajadores desplazados a la fábrica de Burgos en 2010. Una medida que ha provocado discrepancias entre el comité de empresa y el sindicato BUB, que se arroga el haber logrado que la multinacional acepte el retorno de los trabajadores, mientras el resto de formaciones sindicales afirman que la vuelta ha sido posible gracias a un cambio en el calendario de la fábrica cántabra que, subrayan, el BUB no aprobó.

 

El comité de empresa de Bridgestone en la fábrica de Puente San Miguel ha emitido hoy un comunicado en el que desmiente y rechaza que el sindicato BUB se atribuya el regreso de una docena de trabajadores en su momento trasladados a Burgos "cuando es todo lo contrario, ya que este sindicato ni siquiera aprobó el cambio de calendario para afrontar un nuevo pedido y más carga de trabajo, que es lo que ha permitido adoptar la medida".

El órgano sindical considera inaceptable que, un sindicato minoritario con un solo representante de los 13 que integran el comité de empresa de la fábrica cántabra de Bridgestone (los 12 restantes son de UGT, CCOO, SITB e Independiente), "esté arrogándose un papel de único luchador y salvador de unos compañeros, lo que está muy lejos de realidad".

En su comunicado el comité de empresa de Bridgestone en Cantabria aclara que el mes pasado y "a petición del comité de empresa, no de BUB", se solicitó a la multinacional el retorno de estos trabajadores desde Burgos para favorecer la conciliación de su vida laboral y familiar, ya que algunos tienen a su familia en Cantabria".

"La empresa no accedió a estudiar unos parámetros generales que faciliten el regreso de los compañeros a Cantabria y se limitó a instar a los trabajadores interesados a solicitarlo por escrito", subraya el comité de empresa, que recuerda que "después de esta reunión, llegó la buena noticia de un nuevo pedido de cubiertas y más carga de trabajo".

El órgano sindical puntualiza que este nuevo pedido implicaba un cambio de calendario para implantar un sistema de trabajo de más días de producción en toda la fábrica con la posible contratación de trabajadores eventuales, "algo que aprobó todo el comité de empresa menos BUB y que es lo que ha permitido el regreso a la planta de Puente San Miguel de los compañeros trasladados a Burgos".

Fruto de este calendario que BUB no aprobó, apuntan, "la empresa ha contestado afirmativamente a unas 12 solicitudes de trabajadores desplazados en su momento a Burgos, aunque nos consta que ha habido más, por lo que seguiremos luchando por ello", agrega el comunicado del comité de Bridgestone en Puente San Miguel.

Los sindicatos que representan a 12 de los 13 delegados del comité de empresa de la fábrica cántabra de Bridgestone reiteran que "este cambio de calendario, y no todo lo que alguno intenta ganar desde los medios de comunicación y la propaganda, es lo que ha posibilitado el regreso de nuestros compañeros desde Burgos", tras exigir "un respeto a la verdad y al trabajo que desde este órgano de representación la mayoría estamos haciendo".

Por último, el comité de empresa de Bridgestone en Cantabria concluye que "todavía se recuerda como este mismo sindicato exigía en su momento que los trabajadores de la fábrica de Puente San Miguel no fueran a Burgos porque estaban quitando el trabajo a los eventuales de allí, aunque claro está, por aquel entonces BUB no tenía representación en la planta de Cantabria".

Mientras, el delegado del BUB en Puente San Miguel, Raúl Liaño, mostraba su satisfacción y alegría porque "la multinacional haya recapacitado y haya concedido este traslado a su tierra a los compañeros que llevan más de 10 años yendo y viniendo para poder estar con sus familias, que seguían residiendo en Cantabria.

Según ha dicho, el BUB llevaba "más de dos años reclamando que la empresa accediera a esta petición", después de que en la planta que la compañía tiene en Puente San Miguel se instalara una nueva línea de producción de neumáticos de camión que hizo que aumentase la plantilla.

Por otro lado, indican que aún quedan trabajadores en Burgos que siguen solicitando su retorno. "La empresa ha accedido al retorno de doce compañeros por criterios de conciliación de la vida laboral y familiar, y creemos que es un paso muy importante, marcando el camino y abriendo la puerta para que todos puedan llegar a conseguir el mismo trato", ha dicho Liaño.