Sáb02032024

Last update08:16:13 PM

Economía

Los accionistas minoritarios de Sniace reclaman una empresa “transparente” y de “gestión ejemplar”

Valoración del Usuario:  / 6
MaloBueno 
SniaceFabrica09

Los accionistas minoritarios de Sniace quieren hacer oír su voz y sus propuestas en una empresa en la que tradicionalmente solo han sonado los nombres de los grandes accionistas, como Félix Revuelta o Sabino Fernández Vallina; del que fuera su presidente Blas Mezquita; o de consejeros como Fernández Liaño. El objetivo de los pequeños accionistas, dicen, conseguir una empresa "transparente" y de "gestión ejemplar", abierta y comunicativa con la sociedad.

 

La dimisión hace unos meses de Mezquita, interlocutor de la empresa durante la crisis que llevo al cierre de la factoría torrelaveguense y a tres años de lucha de la plantilla hasta conseguir la reapertura, y su sustitución por la inesperada presidenta Gema Díaz Real, parecen haber sido el revulsivo para que la Asociación de Minoristas Sniace, que agrupa ya un 6% de las acciones, se presente en sociedad y reclame aportar ideas a la compañía.

En las previsiones de la asociación, explica su presidente, Carlos Dueñas, está una reunión con Díaz Real para darle a conocer su "hoja de ruta". Su convicción es que "Sniace es una de las empresas con mayor potencial del mercado español e internacional", pero también que debe "mejorar la comunicación y la transparencia, y dar un nuevo aire" a una compañía, caracterizada por su hermetismo.

La llegada de la nueva presidenta pretende dar un 'barniz' de apertura y presencia en redes sociales, pero en el fondo, explican fuentes de Sniace, hay aún más presiones que en tiempos de Mezquita para que las negociaciones con el comité de empresa no trasciendan, ni públicamente ni a una plantilla acostumbrada a recibir información inmediata de todo lo que se trata con la dirección.

Contra esa opacidad parece que quieren luchar los minoritarios. Ellos mismos se sienten víctimas de "la falta de información sobre la marcha de la empresa y las inversiones" y de la "desatención al accionista". Reclaman información "detallada" a nivel financiero, comercial, expectativas de negocio, inversiones, pedidos, ventas...

También piden una "gestión ejemplar" de la empresa y de sus directivos. Aplauden la salida de Mezquita y exigen la dimisión de Gómez de Liaño, "condenado por un vertido" y ahora de nuevo en cuestión.

En cuanto a Díaz Real, quieren que se aclare quién o quienes "van a tomar las riendas ejecutivas", ya que no parece que sea la nueva presidenta, y solicitan que García Vallina dé un paso al frente "para asumir funciones ejecutivas más destacadas y encabezar este "ambicioso proyecto". Para Dueñas, el proyecto de Sniace necesita "experiencia, reputación y credibilidad" y confían en la "honestidad" de García Vallina.

Las toallitas dispersables que Sniace tiene previsto producir en la nueva línea de Viscocel - cuya puesta en marcha acumula un año de retraso-, son para los minoristas una apuesta para potenciar productos "con mayor margen de beneficios y gran potencial".

Mientras, Carlos Dueñas ha invitado a todos los accionistas minoritarios de Sniace a sumarse a la asociación, reiterando su "voluntad constructiva, colaborativa" en un proyecto "en el que confiamos ciegamente".