Mié26012022

Last update11:43:08 PM

La Mancomunidad Altamira-Los Valles ofrece a los vecinos de Santillana, Cartes y Reocín un Servicio de Mediación gratuito

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
MancomunidadAltamiraMediaci

La Mancomunidad de Municipios Altamira-Los Valles ha puesto en funcionamiento un servicio de mediación gratuito que está a disposición de los vecinos de los ayuntamientos mancomunados: Santillana del Mar, Cartes y Reocín. Se trata de un sistema extrajudicial de resolución de conflictos en el que un mediador neutral –en este caso, una abogada- facilita el entorno y las herramientas necesarias para que las partes lleguen a un acuerdo satisfactorio para todos los implicados en el problema.

Los interesados en el servicio de mediación –que se pone en funcionamiento por primera vez- pueden informarse en la Oficina de Atención al Ciudadano de Santiago de Cartes (los martes), en la Casa de Cultura de Puente San Miguel (los miércoles) y en el Ayuntamiento de Santillana del Mar (lunes, jueves y viernes) en horario de 9.00 a 14.00 horas.

Para acceder al servicio de mediación de la Mancomunidad Altamira-Los Valles, los interesados han de solicitarlo a través de los Servicios Sociales de ésta. Son susceptibles de mediación todo tipo de conflictos: familiares, comunitarios, escolares, laborales, etc., únicamente está prohibido en los casos de violencia de género, o que exista una patología como la ludopatía o el alcoholismo.

Según la mediadora, Carmen Obregón, este "es un sistema muy afianzado en comunidades como el País Vasco, pero que aún no está muy desarrollado en la nuestra, por eso, es necesaria una labor de difusión, para que la gente conozca cuáles son sus beneficios".

Según datos del Banco Mundial, relativos a 2012, la mediación resulta un 76% más barata que la justicia ordinaria y acorta visiblemente los tiempos de resolución: una media de 88 días frente a los 548 que necesita la resolución judicial.

"A veces las soluciones son fáciles, basta con que haya comunicación. Pasar de la posición del yo quiero al para qué lo necesito", dice la mediadora. En situaciones en las que se ha debilitado la comunicación, es en las que aparece el mediador que facilita la comunicación entre las partes, pero no es un asesor jurídico ni un terapeuta.

Lo más interesante es, según Obregón, que "se llega a una solución adaptada a sus circunstancias. Nadie como uno mismo para conocerlas y llegar al acuerdo que más las satisfaga. Llegamos a acuerdos hechos a la carta".