Mié23082017

Last update09:49:12 AM

Torrelavega

Comienzan los trabajos para reducir y controlar la plaga de palomas en Torrelavega

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Palomas01

El Ayuntamiento de Torrelavega ya ha adjudicado el "servicio de control de plagas de aves urbanas", cuyo objetivo es "reducir y controlar" la población de palomas en la ciudad. Como adelanto HoyTorrelavega a principios de abril, el contrato estaba a falta de un informe técnico y una vez cumplimentado se ha adjudicado el servicio para luchar contra la "superpoblación" de palomas, que genera importantes problemas, especialmente en algunos lugares concretos de la ciudad.

 

Por primera vez, asegura el concejal de Medio Ambiente, José Luis Urraca, el Ayuntamiento ha decidido hacer frente a esta plaga como "un problema de salud pública", aunque matiza que "no se trata de erradicar las palomas", sino de "controlar y regular" su población hasta unos "niveles aceptables", para que sea posible una "convivencia adecuada".

Para conseguirlo se combinarán diversos métodos, en función de las circunstancias y lugares, como la captura a través de trampas, la utilización de rapaces en algunos casos y la exclusión física, con pinchos y alambres en otros. El contrato tiene un importe cercano a los 15.000 euros y la empresa adjudicataria ya ha comenzado el trabajo de campo, con un "chequeo de los principales focos problemáticos", ha señalado el concejal.

Según los servicios veterinarios municipales, explica Urraca, la superpoblación de palomas conlleva una escasez de los recursos de los que se alimentan, provocando que contraigan enfermedades y mueran de hambre. En cuanto a los problemas que generan, recuerda que, además de la suciedad de sus excrementos en azoteas, tejados, terrazas y balcones, están sus gorgoteos, la fabricación de nidos y los malos olores.

Todo ello, insiste, tiene efectos "sobre la salud pública, el mobiliario urbano y los espacio públicos", así como "importantes gastos, tanto en limpieza como en reparación y toma de medidas preventivas por parte de los particulares en sus domicilios".

Las palomas se han convertido en una de las plagas de las ciudades. Trasmisoras de numerosas enfermedades, con el riesgo que eso supone en espacios como parques infantiles, sus excrementos dañan edificios, mobiliario urbano y todos aquellos elementos que sufren la visita de esta plaga. También son un problema para los establecimientos hosteleros cuando invaden las terrazas.

De ahí que las quejas ciudadanas sean constantes, especialmente en algunos barrios, en calles o edificios donde se instalan estas aves y resulta para los vecinos casi imposible ahuyentarlas. Desde la oposición se ha reclamado al Ayuntamiento la toma de medidas para controlar la plaga.

La normativa municipal sobre animales prohíbe expresamente el alimentar a las palomas, pero la realidad es que las sanciones previstas ni se imponen ni se aplican y son muchas las personas, especialmente mayores, que siguen dando de comer a estas aves, favoreciendo su proliferación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar