Vie24112017

Last update02:01:58 AM

De la supuesta renovación del PSOE cántabro al perdón de los transfugas de Miengo

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
SaraGomez

Hablar de nuevos tiempos, nuevos aires, renovación, de ilusionar de nuevo... es muy fácil y hay mucha gente que se lo cree, pero cuando viene de la vieja política, la de los favores, la de los amiguismos, hay cosas que están por encima de esa renovación. No hace falta más que mirar lo que ocurre en Miengo, un municipio de menos de 5.000 habitantes a 20 kilómetros de Santander, donde las irregularidades políticas son la norma diaria, respaldada por los políticos de siempre.

Nos dice Zuluaga, el nuevo presidente regional del PSOE de Cantabria, que trae un proceso de renovación en las filas socialistas con un proyecto de recambio de la línea sanchista, que lo hace con la intención de erradicar todo lo que manchó a su partido con la abstención que permitió el acceso de Rajoy al gobierno. Bienvenido sea, si es cierto.

Sin embargo, aquí en Cantabria hay un doble verso: cambios en la ejecutiva regional, destitución de consejeros, de mandos medios, pero por otro lado un perdón institucional a los dos traidores del "PSOE", la lista menos votada en las elecciones de 2015, y que se arrogaron el poder gracias al apoyo del PP de Miengo, lo que les supuso una falsa expulsión, un lavacaras nunca hecho público.

 

¿En qué quedamos? Sigue imperando una doble moral, a unos si y a otros no.

Es más que bochornoso el hecho de que se haga un perdón público del hijo pródigo traidor, inmortalizándolo mediante una foto de celebración en la que salen muy sonrientes y relajados tanto el teniente de alcalde como el alcalde de Miengo, al lado de los miembros de la nueva junta regional, haciendo un brindis al sol y consolidando dicha coalición municipal PP-PSOE.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar