Dom25062017

Last update10:15:00 PM

¿Por qué lo llaman reforma cuando quieren decir contrareforma?

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

Y continúo haciendo algunas reflexiones en torno a la educación, en esta ocasión sobre  aspectos que se han hecho públicos de la nueva Ley que, según parece, quieren llamar de Calidad Educativa y que de eso no tendrá  más que el nombre porque por lo que sabemos hasta ahora, será regresiva, segregadora y excluyente. Una Ley además "impuesta" por el Ministro José Ignacio Wert ya que no ha contado con la opinión de nadie: ni de los profesionales de la educación, ni con la de los Consejeros del ramo de las Comunidades Autónomas ni con la del Consejo Escolar del Estado (un buen número de representantes abandonaron la reunión en la que se votó el anteproyecto de Ley por lo que su paso por este organismo carece de representatividad y por tanto, en mi modesta opinión, de legitimidad). Además creo que no es necesaria una nueva Ley cuando la anterior no parece tener a una mayoría social y profesional en contra, salvo a algunos sectores del Partido Popular; sería bueno conservar las cosas que no están mal aunque no sean obra nuestra.

Según se nos viene anunciando se pretende poner un reválida igual en todo el territorio nacional, al término de cada nivel educativo (Primaria, ESO, Bachiller); esto supondrá que aunque no queramos vamos a tener que educar para aprobar un examen y perdemos de vista los objetivos de lo que debe ser una auténtica educación  integradora,  transmisora de valores, que cohesione y que haga posible la igualdad de oportunidades,  basada en  competencias  que nos llevarán a alcanzar el éxito educativo, a quedar bien en los famosos informes internacionales que tan preocupados nos tienen.

Además nadie que entienda mínimamente lo que es la etapa educativa de Primaria, en la que se pone la base para todo el proceso educativo posterior y en la que más que los contenidos son esenciales la adquisición de habilidades y competencias para afrontar los nuevos retos del futuro, se le pasaría por la cabeza este tipo de prueba que no tiene ninguna finalidad ¿O sí la tiene? ¿Será que, desde el inicio de la escolarización,  se quiere hacer un frío ranking de centros escolares que beneficie a determinados intereses que están en la mente de todos y que no merece la pena ni nombrar?. Por otro lado las reválidas a final de la ESO o del bachillerato sí que van a servir... van a servir para segregar, para marcar caminos FP o Universidad.

Con la Ley actual cuando un alumno presenta dificultades importantes en ESO, puede acogerse a los Programas de Cualificación Profesional (una iniciación en la formación profesional) a los quince años, sirviéndole este programa para alcanzar el título de Graduado en ESO. En la nueva Ley parece que el enfoque cambia: se programa (también a los quince años) el inicio de una FP Básica, antiguos programas para aprender lo básico de un oficio, pero ya no darán posibilidad de sacar el Graduado en ESO ni darán acceso a la FP de Grado Medio; como se puede apreciar la segregación y el recorte de oportunidades es manifiesta. Me da la impresión que se pretende alimentar la vía de la FP y dificultar el acceso a la Universidad.

Quedan aspectos por analizar, la ley todavía está en proceso, el Ministro ya ha dado marcha atrás en algunas cosas como no variar los porcentajes de contenidos que corresponderán a las Comunidades Autónomas, no suprimir el bachillerato de Artes Escénicas, más flexibilidad con algunas asignaturas que pensaba suprimir o reducir horarios (cultura clásica, tecnología, música, plástica...). Es bueno que se discuta y que no haya posturas intransigentes. Desde aquí pido ¡Por favor! Medite, piense, consulte y no cambie aquello que puede ser beneficioso para nuestra sociedad.