Jue19102017

Last update03:14:34 AM

Se mantienen las visitas restringidas a la Cueva de Altamira, pero se estudiará suspenderlas de febrero a junio

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
AltamiraPatronato2017

Las visitas experimentales a la Cueva de Altamira se mantendrán, pero se va a estudiar modular los grupos y estacionalizar las entradas, suspendiéndolas entre los meses de febrero y junio, el periodo que los científicos consideran de mayor riesgo para las pinturas. Además, si actualmente se acceden a la cueva cinco personas a la semana (seleccionadas por sorteo), se estudiará que lo hagan en subgrupos de 2 y 3 personas, con un margen de entre 15 y 20 minutos entre ambos.

 

El acuerdo lo ha tomado hoy el Patronato del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, reunido en sus instalaciones de Santillana del Mar bajo la presidencia del jefe del Ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla. En la reunión se ha presentado el informe de la Comisión de Seguimiento sobre el Plan de Conservación Preventiva de la Cueva, que encabezado José María Ballester.

Un informe que incide en la "complejidad" de los problemas que afectan a la cueva, especialmente el agua, un elemento "decisivo", ha señalado Ballester, para la conservación de las pinturas pero, a su vez, un "factor de peligro" por la condensación que puede generase en el interior si su presencia es excesiva.

Respecto al régimen de visitas, el planteamiento a estudiar es "modular el formato" con grupos de 2 y 3 personas -algo que ya hace en ocasiones- pero sin afectar al número total de visitantes anuales, de modo que si se restringen las visitas entre febrero y junio, se compensaría con mayor número de accesos el resto del año.

Ballester aboga por seguir en Altamira el modelo implantado en otras cavidades de arte rupestre como Lascaux (Francia) para conseguir atraer un mayor número de visitantes sin la necesidad de abrir la cueva original. Según ha dicho, la idea es convertir Altamira en un "sitio" que genere interés para el público, para lo cual se dispone de "elementos suficientes" como la neocueva, el museo, la cueva de las estalactitas o el propio paisaje, sobre el que se estudiará recrear también su estado original.

"Hay que implantar acciones alternativas que permitan incrementar el turismo, generar riqueza y quitar presión sobre las cuevas para permitir a los científicos hacer su trabajo y contribuir a su conservación", ha señalado.

Además, el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, que hoy se estrenaba en el Patronato, ha anunciado que el Gobierno central tiene previsto invertir en Altamira 4,5 millones de euros. En 2017 se destinarán 1,2 millones para actuaciones de climatización en los diferentes edificios; equipamiento de la Casa de 1924, sede del primer museo y donde hoy se ha celebrado el encuentro; la renovación de señalización, y mejora de la iluminación de la sala de la neocueva.

El grueso de la inversión llegará en 2018, con 3,3 millones para renovar la exposición permanente, crear una nueva sección museística sobre el paisaje de Altamira y, especialmente, el proyecto de musealización de la cueva de las estalactitas para hacerla accesible al público, que podría ser una realidad ese mismo año.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar